Adolescencia y Personalidad

1. ADOLESCENCIA
Es un continuo de la existencia del joven, en donde se realiza la transición entre el infante y el adulto. Esta transición de cuerpo y mente, proviene no solamente de sí mismo, sino que se conjuga con su entorno, el cual es trascendental para que los grandes cambios psicológicos que se produce en el individuo lo hagan llegar a la edad adulta. La adolescencia es un fenómeno biológico, cultural y social, por lo tanto sus límites no se asocian solamente a características físicas. A diferencia de la pubertad, que comienza a una edad determinada, a los doce o trece años, debido a los cambios hormonales, la adolescencia puede variar mucho en la edad y en duración en cada individuo puesto que está relacionada no solamente con la maduración de la psiquis del individuo sino depende de factores psico-sociales más amplios y complejos, originados principalmente en el seno familiar .
Durante la adolescencia cambia la apariencia de los jóvenes, debido a los eventos hormonales de la pubertad; el cuerpo se transforma en el de un adulto. También cambia su pensamiento y se vuelven muchos más competentes para pensar abstracta e hipotéticamente, sus sentimientos cambian casi del todo y se enfrentan a la tarea más importante que es: lograr la identidad, incluida la identidad sexual que perdura en la edad adulta.
Muchas culturas difieren en cuál es la edad en que las personas llegan a ser adultas. En diversas regiones, el paso de la adolescencia a la edad adulta va unido a ceremonias y/o fiestas.

2. PERSONALIDAD
Según Gordon Allport la personalidad es la “organización dinámica de los sistemas psicofísicos que determinan una forma de pensar y de actuar, única en cada sujeto”.
Desglosando esta información encontramos que la organización representa el orden en que se hallan estructuradas las partes de la personalidad de cada sujeto. Lo dinámico se refiere a que cada persona se encuentra en un constante intercambio con el medio que solo se interrumpe con la muerte, los sistemas psicofísicos hacen referencia a las actividades que provienen del principio inmaterial (fenómeno psíquico) y el principio material (fenómeno físico). La forma de pensar hace referencia a la vertiente interna de la personalidad y la forma de actuar hace referencia a la vertiente externa de la personalidad que se manifiesta en la conducta de la persona o individuo. Y la personalidad es única en cada individuo por la naturaleza caótica en el que el cerebro organiza las sinapsis.
A menudo la gente habla de la personalidad como si se tratara de un producto, como una corbata de colores brillantes que le diera vida a un taje viejo. No solo eso, algunas veces hablamos como si la personalidad consistiera en rasgos atractivos y admirables: Efecto, encanto, honestidad. Pero no vemos que la personalidad es algo mucho más complejo de lo que indica el uso ordinario del término, e incluye tantos rasgos positivos como negativos.
Un concepto actual que podemos utilizar es: Patrón de sentimientos y pensamientos ligados al comportamiento que persiste a lo largo del tiempo y de las situaciones. La anterior es una definición bastante larga, pero es la que advierte dos cosas importantes, Primero: Que la personalidad se refiere a aquellos aspectos que distinguen a un individuo de cualquier otro, y en este sentido la personalidad es característica de una persona. El segundo aspecto es: Que la personalidad persiste a través del tiempo y de las situaciones.
Los estudiosos de la psicología siempre ah tratado de comprender las diferentes personalidades. Pero no fue sino hasta hace un siglo que los científicos comenzaron a realizar observaciones científicas sistemáticas y a sacar conclusiones de ellas.
Algunos teóricos ponen énfasis en las experiencias de la primera infancia, otros en la herencia, y otros atribuyen el papel fundamental al medio ambiente.
Hay quienes analizan únicamente como se comportan las personas congruentes en distintas situaciones y momentos y les restan importancia al concepto de una personalidad única y consiente.
Pero debemos tener claro que la personalidad es algo único de cada individuo, y es lo que nos caracteriza como entes independientes y diferentes.

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: