Cómo calcular el finiquito

En los tiempos que corren, no son pocos los que, desgraciadamente, necesitan realizar cálculos como el que traemos hoy: el finiquito o indemnización por dejar el puesto de trabajo es un derecho al que se acogen muchos trabajadores por derecho después de finalizar una relación laboral con una empresa. La cuestión es que el cálculo de esta compensación económica no siempre está clara ¿cuánto deben pagarme? Debes tener este punto muy claro para que no te engañen.

Básicamente, se trata de realizar una operación en la que se tengan en cuenta parámetros como el tiempo trabajado en la empresa o las pagas extras, quizás su parte proporcional.

Según la normativa vigente, tendrías que contar:

– Por despido improcedente: 45 días por año trabajado hasta el 12 de febrero de 2012 y 33 días por año trabajado a partir del 12 de febrero, con un máximo de 24 mensualidades.

– Por despido procedente: 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

– En general, solo puedes acumular un máximo de 720 días de indemnización máxima, a menos que tengas esa acumulación por un trabajo anterior al 12 de febrero del 2012, en ese caso el límite es de 1260 días.

El documento que refleja el finiquito se divide en varios apartados:

– Identificación: datos de la empresa.
– Devengos: aquí se incluyen los conceptos por los que el trabajador tiene que recibir dinero.
– Deducciones: todas las deducciones que puedan aplicarse al finiquito.
– Liquidación: el resultado final después restar las deducciones a los devengos.
– Firma: la firma del trabajador, en el momento que firmas estás aceptando las condiciones del finiquito, así que debes estudiarlo con calma antes y, si lo ves necesario, dejar que un especialista te de su opinión.

Qué se suma en el finiquito:
– Nómina del último mes, debes contar los días trabajados durante el último mes hasta la liquidación.
– Vacaciones no disfrutadas, las vacaciones que te correspondían y no has podido disfrutar. Normalmente dos días y medio por mes trabajado.
– Pagas extra no cobradas, las pagas extras que no has llegado a percibir.
– Indemnización, en el caso de que te hayan despedido y tengas derecho a ella.

Qué se resta en el finiquito:
– La retención del IRPF que te corresponda.
– La cotización a la S.S.

* Estos datos se ofrecen a nivel orientativo, debes acudir a un especialista que te asesore para que no pierdas cantidad alguna en tu finiquito.

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: