La caída del cabello está relacionada con diferentes factores, por ejemplo la genética, la edad u otros medioambientales. Sin embargo, en muchas ocasiones se olvida que existe un factor que puede ser igualmente decisivo a la hora de conservar una buena mata de pelo sobre la cabeza: la alimentación.

En este caso vamos a echar un vistazo concreto a las vitaminas, esos elementos imprescindibles en cualquier dieta alimenticia saludable, que tienen también su repercusión en el estado de nuestro cabello.

Vitaminas anti caída del pelo

Vitamina E

Esta vitamina está relacionada con el suministro de sangre al cuero cabelludo. La encuentras en almendras y cereales sobre todo.

Vitamina C

La vitamina C está asociada a las defensas naturales del cuerpo, pero también en este caso a la caída del cabello. Puedes encontrar esta vitamina en grandes cantidades en naranjas, mandarinas y limones o en pomelos.

Ácido Fólico

Lo puedes encontrar sobre todo en hojas de col, lentejas y guisantes.

Vitamina B5

La falta de vitamina B5 está directamente relacionada con la alopecia. Puedes encontrarla sobre todo en cereales y huevos.

Biotina

La biotina la puedes encontrar en la levadura de cerveza, huevos, arroz y productos lácteos. Evita que se genere grasa en el cuero cabelludo y ayuda a evitar la caída del pelo.

Vitamina B6

La puedes encontrar sobre todo en vegetales, levadura de cerveza o cereales integrales. Además de ayudar a evitar la caída del cabello es responsable de la generación de melanina (colorante del cabello).

Vitamina A

Además de ser saludable para mantener una vista en condiciones, la vitamina A también se relaciona con el estado del cabello. Puedes encontrarla sobre todo en zanahorias, huevos y productos lácteos.

Minerales contra la caída del cabello

Además de las vitaminas, algunos minerales son igualmente importantes para evitar la caída del cabello: zinc, magnesio, potasio, hierro, selenio y ácido linoleico son algunos de ellos.

No olvides consultar con un profesional que te oriente de forma adecuada sobre lo mejor en tu caso concreto y sobre las necesidades nutritivas que puedas tener. Un exceso de vitaminas puede tener un efecto negativo.

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: