Cómo ponerse unas lentillas

Gracias a las lentillas hoy día no tienes que recurrir a unas gafas en el caso de que tengas algún problema de visión. Hay que pensar en ellas como algo muy práctico, pero todavía hay un punto en el que muchos se echan atrás a la hora de usarlas o no ¿cómo puedes ponerte unas lentillas fácilmente? eso de meterte un dedo en el ojo suena muy feo, pero verás que no es tan difícil, que te acostumbras a hacerlo con los ojos cerrados y que luego las ventajas que obtienes son muchas. Veamos paso a paso cómo puedes hacer para ponerte tus lentes de contacto fácilmente.

  1. Elige el lugar
  2. En primer lugar, lo que deberías hacer es elegir un buen lugar donde proceder a ponerte las lentillas. Lo ideal es un cuarto de baño, bien iluminado y con un espejo en el que puedas reflejarte bien. Procura que la iluminación te de más o menos de forma directa en el rostro y no venga desde atrás.

  3. Higiene
  4. El segundo punto a tener en cuenta es imprescindible: la higiene. Lávate muy bien las manos con jabón o gel antes de proceder a ponerte las lentillas. Luego enjuágate bien para que no queden restos de jabón en los dedos.

  5. Saca la lentilla
  6. con mucho cuidado. Normalmente la lentilla estará guardada en una pequeña caja con líquido protector donde permanece desinfectada. En caso contrario puedes utilizar tú mismo algo de solución desinfectante (te la venden en la óptica) para limpiar la lentilla un poco.

  7. Mantén la lentilla en equilibrio sobre la yema del dedo corazón (central)
  8. Como la lentilla está humedecida por el líquido desinfectante se quedará adherida ligeramente a la yema de tu dedo sin problema. Esto significa que incluso si mueves el dedo y colocas la lentilla en posición vertical se mantendrá adherida (cuidado aquí si lo pruebas porque podría llegar a caerse).

  9. Si la lentilla se cae al suelo
  10. o sobre el lavabo, vuelve a enjugarla bien con el líquido desinfectante antes de volver a colocarla sobre el dedo.

  11. Abre los párpados
  12. Utiliza el dedo índice de la mano con la que no estás aguantando la lentilla para desplazar el párpado superior hacia arriba. Utiliza el dedo índice para desplazar ligeramente el párpado inferior hacia abajo. De esta manera, el dedo corazón (central) que sujeta la lentilla está en posición listo para colocar la lentilla.

  13. Mira hacia arriba
  14. Mira con el ojo hacia arriba mientras realizas la operación y acerca el dedo con la lentilla hasta la superficie del ojo. Cuando la lentilla haga contacto con el ojo, entonces mira hacia abajo. Al mover el globo ocular de arriba a abajo ayudas a que la lentilla se ajuste en su sitio.

  15. Acomoda la lentilla
  16. parpadeando algunas veces o frotando muy suave y ligeramente con un dedo a ambos lados del ojo para asegurarte de que la lentilla se asienta.

  17. Si notas molestias
  18. entonces retira la lentilla, límpiala bien con líquido e intenta volver a ponértela. Si notas molestia de nuevo en cualquier momento no insistas, retírala y visita a tu óptico para que te aconseje.

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: