La crema chantillí o Chantilly no deja de ser una crema increíblemente sencilla de preparar, sobre todo en comparación con el resultado que se obtiene, ideal para repostería, pero no de forma exclusiva. Básicamente se trata de una crema batida con azúcar, aunque depende de la imaginación de cada uno conseguir variaciones igualmente interesantes menos dulces.

Ingredientes para crema Chantilly

Los ingredientes básicos que vamos a utilizar son los tres que encuentras a continuación, aunque como ya mencionamos, es fácil echarle algo de imaginación y variar añadiendo algún ingrediente extra:

– Crema de leche, 1 litro
– Azúcar glass o refinada, 100 gramos
– Vainilla en cantidad variable

Preparación de la crema Chantilly

Una vez que tienes los ingredientes básicos preparados, lo que vas a necesitar en primer lugar es un recipiente adecuado, seco y frío, preferentemente de acero inoxidable, aunque otros recipientes clásicos en la cocina te van a servir igualmente. Lo ideal es que el recipiente tenga forma redondeada, porque la mayor parte del tiempo vamos a estar batiendo los ingredientes.

Primero introduce la crema de leche y comienza a batir hasta que consigas una textura cremosa, intenta conseguir un efecto de espuma en la superficie.

Añade el azúcar poco a poco mientras sigues batiendo.

Por último, añade la vainilla sin dejar de batir, poco a poco. La idea aquí es añadir algo de sabor a la crema Chantilly, así que la cantidad va al gusto de cada uno.

Algunas variaciones para la crema Chantilly

Como posibles variaciones puedes reemplazar la vainilla por chocolate, puedes recurrir a las típicas tabletas de chocolate con cacao puro o de chocolate con leche, con 2-4 tabletas sería suficiente. En este caso, antes de aplicar el chocolate tendrías que derretirlo e ir aplicándolo poco a poco en lugar del azúcar. Tendrías que asegurarte de que no quedan trozos sólidos flotando en el chocolate. Como alternativa, también puedes recurrir a chocolate en polvo. También puedes utilizar otros aromas diferentes a la vainilla.

Una vez preparada la crema Chantilly puedes aplicarla sobre tartas, dulces o usarla para preparar originales tazas de café. Solo procura consumirla lo antes posible antes de que la crema se deteriore, no aguantará muchos días ni siquiera guardándola en la nevera.

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: