Las ojeras suelen convertirse en uno de los problemas estéticos más habituales, pero también son relativamente sencillos de eliminar o, como poco, disimular.

Para ello, una de las técnicas pasa por fabricarte tú mismo una mascarilla anti-ojeras. La ventaja aquí está clara, puedes probar varias de ellas con diferentes combinaciones hasta dar con aquella que va mejor a tu caso particular. Veamos algunas de ellas:

Mascarilla con yogur y manzanilla

Esta curiosa mascarilla se basa en utilizar como ingredientes yogur y manzanilla, pero no de cualquier manera. El yogur debe ser natural, sin azúcar ni aditivos de sabor. Comienza preparando el té como harías normalmente para prepararte una infusión, una bolsita y agua caliente. Aplica dos cucharadas de yogur. Deja enfriar el té un poco y aplica sobre las ojeras durante un cuarto de hora. Luego enjuágate con agua tibia.

Mascarilla anti-ojeras con patata y pepino

Para conseguir esta mascarilla vamos a recurrir a dos ingredientes que son particularmente útiles para evitar las ojeras: patatas y pepinos. Prepararla es bastante sencillo, tan solo debes pelar una patata y un pepino y aplastarlos o licuarlos hasta conseguir un gel. Túmbate y aplica la pasta sobre las ojeras durante varios minutos, de esta forma reducirás ojeras y reducirás las típicas bolsas bajo los ojos.

mascarilla anti-ojeras con manzana

Pela una manzana, córtala en trozos y ponla a hervir con agua. Saca la manzana del agua, tritúrala y remueve para conseguir un gel. Una vez que esté frío aplícala sobre las ojeras, deja actuar durante cinco o diez minutos.

Mascarilla anti-ojeras con clara de huevo

Bate clara de huevo y algo de glicerina líquida hasta conseguir un gel espumoso. Aplica durante 5 o 10 minutos sobre las ojeras y aclara.

Mascarilla anti-ojeras con aloe vera

El aparentemente milagroso aloe vera también nos puede servir como ingrediente para conseguir una mascarilla anti-ojera. Corta un tallo de aloe vera y déjalo en un frigorífico para que se enfríe. Luego extrae la pulpa y añade algo de aceite de oliva. Mézclalo todo y aplica el gel resultante sobre las ojeras.

Tagged:

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: