La Conquista en México

LAS PRIMERAS EXPEDICINES

a ciudad de México-Tenochtitlan fue la capital de los mexicas, también conocidos como aztecas. Su fundación se realizó en las primeras décadas del siglo XII y se convirtió en poco tiempo en la ciudad más poderosa de Mesoamérica

 El poderoso señorío mexica extendía su influnecia a un gran espacio y sobre numerosos pueblos. Desde allá lejos, en Europa, allende el Atlántico la gente se lanzaba a investigar las nuevas rutas marítimas, en busca de materiales tan preciados como seda, oro, marfil, porcelana y especias. Apartir de 1492, comenzaron a ser exploradas las nuevas tierras descubiertas por Cristóbal Colón.

La primera expedicion fue en 1517, Francisco Hernández de Córdoba, con un grupo de españoles, salió de Cuba y arribó a Champotón, en las costas del actual estado de Campeche, descubrió y exploró a la Isla Mujeres y a Cabo Catoche, en la península de Yucatán.

Francisco Hernández de Córdoba

La segunda expedición, en 1518, Diego Velázquez, gobernador de Cuba, envió otra expedición al mando de Juan de Grijalva, quien descubrió y exploró un río que acualmente lleva su nombre: el río Grijalva. Los expedicionarios bordearon la costa y pasaron por los ríos Tonalá y Coatzacoalcos. Al llegar al río Papaloapan, Pedro de Alvarado, uno de los capitanes, navegó por sus aguas y volvió admirado de lo que había visto. La expedición siguió hasta el río Jamapa, junto al poblado de Boca del Río. Allí los esperaban unos emisarios del tlatoani Moctezuma, quien creía que los españoles eran enviados del dios Quetzalcóatl y venían a ocupar el gobierno de México. La expedición continuó al norte; pasó por la isla de Sacrificios, denominada por los indigenas Chalchihuitlapazco, hasta desembarcar en un islote al que llamron San Juan de Úlua.

Juan de Grijalva

Pedro de Alvarado regresó a Cuba con los regalos para el rey de España y Juan de Grijalva siguió explorando la costa de Veracruz. Llegó a Nautla, Tuxpan, la laguna de Tamiahua y río Pánuco, en donde puso fin a su viaje y retornó a Cuba.  Pedro de Alvarado

El papel de Hernán Cortés es intrínseco al mundo actual. Su cuento es uno de poder militar, intuición, casualidad y suerte.

  Hernan Cortés

Al zarpar de Cuba el 18 de febrero de 1519, Cortés  llegó a la isla de Cozumel tres días después. Allí, se encontró a Fr. Jerónimo de Aguilar, un náufrago desde 1511, que había integrado con los indígenas y aprendido su lengua. Se unió con Cortés y salieron en rumbo a Tabasco. Al llegar, los conquistadores vencieron a los caciques mayas y les hicieron un pacto con ellos. Los indígenas pensaban que los europeos eran dioses2 porque nunca habían visto gente como ellos. Entre los regalos dados a Cortés había una mujer que se llamaba Malinalli3 cuyo papel en la conquista fue imprescindible porque hablaba las lenguas maya y náhuatl; esta última siendo el idioma de los aztecas. Marina, Aguilar y Cortés formaron el triangulo lingüístico.4 Bien preparados, Cortés y su compañía marcharon hacia la gran capital del imperio azteca, México-Tenochtitlán; la mítica ciudad rodeada del agua de dos lagos localizados en el valle de México.

  Moctezuma

          En su camino, Cortés hizo alianzas con varias tribus y derrotó otras, como las de Tlaxcala, y más notable, las de Cholula.5 Los conquistadores llegaron al capital azteca el 08 de noviembre de 1519.

          Cortés y Moctezuma, el noveno monarca mexica, se encontraron por primera vez. Los primeros días en la ciudad eran plácidos para los españoles; pero no quedarían así. En una ocasión, Cortés entró en el Templo Mayor y destruyó los ídolos por considerarlos contrarios al catolicismo. Todo culminó cuando Cortés aprisionó a Moctezuma para evitar un posible levantamiento. Mientras sucedía todo en la ciudad, Cortés oyó de cuento que más soldados, capitaneados por Pánfilo de Narváez, habían desembarcado en Veracruz para aprisionarle a él y sus capitanes.

   Cortés y Moctezuma

          Cortés salió de la capital con unos hombres para enfrentarse a Narváez, dejando a Pedro de Alvarado a cargo de la ciudad. En su ausencia, Narváez autorizó una celebración religiosa para los mexicas que culminó en una masacre6 sangrienta. Después de derrotar a Narváez, Cortés regresó a la capital y le obligó a Moctezuma que calmara a sus vasallos, pero no sirvió. Según la historia, al ver a su emperador en el balcón, la muchedumbre empezó a lanzarle piedras. “Le dieron una pedrada los suyos en la cabeza, tan grande, que de allí tres días murió.” (Cortés, 112) Con la muerte de Moctezuma, los españoles decidieron que sería buena idea escapar la ciudad con sus vidas y con todo el oro que podían llevar.

          Desafortunadamente, para los españoles, los aztecas destruyeron los pasos que salían de la ciudad y muchos de los conquistadores se ahogaron. Cerca de Popotla, Cortés lloró, apoyado por un árbol, por la derrota que sufrió.7Entonces, ellos que quedaron marcharon rumbo a Tlaxcala, para que pudieran planear una nueva campaña para dominar los aztecas.

Cuando Cortés y su ejército volvieron a la capital en los finales de 1520, estaban mejor preparados. Construyeron barcos pequeños equipados con cañones para rodear la capital. También, Cortés ordenó que se rompiera un trecho del acueducto que traía agua potable a la ciudad. Los españoles y sus aliados lograron conquistar la ciudad el 13 de agosto de 1521. Por su parte, Cuauhtémoc y los mexicas defendieron su hogar, su terruño, heroicamente.

Según Fernández, “la conquista de México-Tenochtitlán fue la más sangrienta y devastadora de todas las realizadas por los españoles en América.” La viruela eliminó una gran parte de la población indígena. La ayuda de Aguilar, y especialmente la de Marina, fue intrínsica para realizar su campaña. Hernán Cortés, el conquistador de México, con poder militar, intuición, suerte y casualidad, siempre se destacará en la historia del mundo porque abrió la puerta para dominar el occidente.

 México-Tenochtitlan

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *