Mercado de ocasión

El dicho popular de que la peor inversión habida y por haber es comprar un coche nuevo, cobra aún más sentido en nuestros días, en los que resulta casi heróica la consumación del final de cada mes y que los números cuadren sin teñirse del color de la tragedia…letras, préstamos y créditos, mensualidades varias y la necesaria cualidad que tenemos de alimentarnos, hacen aún más difícil esta delicada opción…

Si a priori las ayudas de las diferentes administraciones, tipo plan PIVE y demás, pueden hacer atractiva la idea de adquirir un vehículo de primera mano, es innegable la depreciación que causa el solo hecho de sacarlo del concesionario. Añadir a los gastos mensuales cotidianos una letra elevada (excluyendo las ya de por sí necesarias entradas de compra, tasas y garaje), un seguro semestral y las obligadas y nada económicas revisiones periódicas para mantener la garantía, convierte en algunos casos la compra de un vehículo nuevo un acto casi de lujo, que de primera necesidad.

Por estas y otras muchas razones, el mercado en auge de la segunda mano (en incluso de tercera y cuarta) hace que alrededor del 70-80 % de las transacciones compra venta sean dentro de este sector. Un automóvil por debajo de 15.000 euros, o bajando el umbral de los 10.000, se está convirtiendo en la opción más elegida entre los compradores de un coche.

Comprobar el estado de pintura, suspensión, libro de revisiones, y otros puntos clave, es la mejor manera de adquirir uno en buenas condiciones, y a la vez asegurar que la reventa sea los más provechosa posible. Por más que intentemos animar la economía y el sector, por más que ayudas y numerosísimas ofertas hagan o intenten hacer atractiva la idea de adquirir automóviles nuevos, la situación empuja más hacia oportunidades más atractivas de entre vehículos usados.

Autor union4ruedas.com

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%