Mitos de la operación de aumento mamario

La cirugía de aumento mamario es uno de los procedimientos de cirugía plástica más comunes dentro de la medicina estética. Sin embargo, como todo procedimiento estético que implica una intervención quirúrgica, hay una serie de mitos alrededor que vale la pena aclarar, ya que pocos de ellos son verdad.

MITO 1. Cáncer. La cirugía de aumento de senos NO incrementa la posibilidad de desarrollar cáncer de seno.

MITO 2. Dureza. Todos los implantes mamarios están hechos de silicona flexible, sin importar la sustancia que los rellene.

MITO 3. Lactancia. Los implantes mamarios en la mujer no interfieren en la lactancia ni alteran el contenido nutricional de la leche materna.

MITO 4. Mamografías. La cirugía de aumento de senos NO impide a las mujeres realizarse mamografías. La paciente debe avisar al médico que lleva implantes mamarios, para que tome las medidas pertinentes.

MITO 5. La cirugía no necesita de cuidados especiales. El vendaje postoperatorio debe usarse siempre hasta el final de la recuperación, aunque apriete, de lo contrario las heridas podrían infectarse.

MITO 6. Debes realizar el procedimiento cada año. De acuerdo a recomendaciones de la FDA (Food and Drug Administration), en Estados Unidos, debes realizarte una primera revisión 5 años después de la cirugía de aumento de busto.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: