¿Por qué se hundió el Titanic?

El Titanic se hundió por una serie de circunstancias que se dieron encadenadas.

El Titanic zarpó de Southampton el 10 de Abril de 1912, pasó por Cerburgo (Francia) en el mismo día y por Queensown, en Irlanda, el 11 de Abril. En total recogió a 2.227 pasajeros que cruzaron el Atlántico a bordo del barco (esta cifra es orientativa, ya que no puede conocerse el número de cancelaciones y pasajeros no declarados).

El 14 de Abril, algunos barcos que cruzaban el Atlántico dieron aviso de la existencia de algunos icebergs justo en la zona por la que se encontraba el Titanic. Sin embargo, estos avisos no parecieron tener la suficiente consideración por parte de los tripulantes del barco.

El buque siguió navegando a la misma velocidad con la idea de llegar a tiempo a su destino.

Unas horas más tarde de recibir los avisos, el Titanic se encontró con un iceberg mientras avanzaba a una velocidad de 22,5 nudos (algo más de 40Km/h). El vigía de guardia dio un aviso al puente de mando quien dio la orden de detener el barco (o dar marcha atrás según algunas declaraciones posteriores).

El intento de maniobra no fue suficiente y el iceberg abrió una vía de agua por debajo de la línea de flotación del barco. Las puertas estancas se cerraron de inmediato, pero esto no evitó que el agua que entraba inundara los primeros cinco compartimentos del buque, uno más de los necesarios para que el barco siguiera a flote.

Causas del hundimiento del Titanic

Según las investigaciones llevadas a cabo, algunas de las posibles causas que se establecieron fueron estas:

– Los vigilantes no tenían prismáticos. Según afirmaron ellos mismos, el uso de prismáticos les habría permitido detectar el iceberg con más tiempo. Al parecer, los prismáticos estaban a bordo del barco, pero habían olvidado las llaves del mueble donde estaban guardados.

– Velocidad del barco.

– El tamaño del timón. Un timón más grande habría permitido realizar una maniobra más rápida. El timón en el Titanic cumplía las medidas reglamentarias del momento, pero muy cercano al mínimo exigido, así que podría haber sido mayor.

– El ángulo de choque. Si el Titanic hubiera embestido el iceberg de frente probablemente no se habría hundido. De esa manera solo se habría inundado uno de los compartimentos en lugar de los cinco que acabaron provocando el hundimiento.

– Fallos en el diseño del buque. En 1984, una expedición encontró los restos del Titanic y se descubrió que el iceberg no llegó a perforar la superficie del casco. En lugar de eso, la colisión hizo saltar los remaches de las planchas provocando la entrada de agua. Unos remaches más resistentes habrían mantenido las planchas en su sitio. Algunos de estos remaches se fabricaron con hierro en lugar de acero para surtir a tiempo a los astilleros.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: