Los poros abiertos pueden suponer uno de esos elementos que ‘afean’ la cara, así que para muchas el hecho de poder cerrar estos poros se convierte en una prioridad. La buena noticia es que tienes formas de destaparlos de forma natural y sencilla, ¡vamos a ello!

Algunas técnicas para cerrar poros abiertos

Tratamientos de vapor

El vapor es una buena herramienta para cerrar los poros abiertos. Ayuda a eliminar las células de piel y restos de suciedad sobre los poros. Para ello basta con calentar agua hasta que comience a soltar vapor de agua. Coloca una toalla sobre la cabeza e inclínate sobre la olla para que el vapor haga el trabajo. Repite durante varios minutos y termina lavándote la cara con agua fresca.

Yogur y avena

Mezcla yogur y avena granulada, aplícala sobre la cara y déjala reposar durante 5 o 10 minutos. Limpia la mascarilla y aplica una crema hidratante.

Mayonesa para cerrar los poros abiertos

Aunque parezca una idea extraña, la mayonesa puede servirte de ayuda para cerrar esos poros gracias a los ingredientes que incluye. Simplemente aplica la mayonesa en la cara y déjala actuar durante un cuarto de hora.

Lávate la cara antes de ir a dormir

La limpieza es importante. Una causa de que tengas poros abiertos en la cara son los restos de suciedad que puedas haber adquirido a lo largo del día. Aunque estos restos sean imperceptibles a simple vista, están ahí. Un buen lavado de cara por la noche te asegura de que eliminas estos puntos. Cuando termines de lavarte la cara utiliza una toalla limpia y suave para secarte dando pequeños toques sobre la piel.

Lávate la cara por las mañanas

Siguiendo con el punto anterior, un buen lavado de cara por las mañanas te ayudará a mantener la cara limpia y fresca. Ten en cuenta que por la noche no duermes normalmente con maquillaje, así que este lavado mañanero te va a ser particularmente eficaz.

Miel con azúcar refinado

Las células muertas pueden ser limpiadas fácilmente con esta mascarilla: mezcla miel con azúcar refinada hasta conseguir un gel. Aplícalo y déjalo actuar durante varios minutos.

Mascarillas de arcilla para cerrar poros abiertos

La arcilla te puede ayudar a cerrar poros de forma natural. Compra arcilla seca y mézclala con agua. Remueve hasta que obtengas un gel. Aplícalo sobre tu cara y deja reposar durante unos minutos hasta que se seque. Para terminar lávate la cara con agua fresca.

Mascarilla de almendras

Tritura un puñado de almendras hasta hacerlas polvo, utiliza un mortero o una licuadora. Agrega agua mientras agitas hasta conseguir una pasta. Aplica la pasta resultante por toda la cara y déjalo actuar durante 20 o 30 minutos. Aclara con agua.

Tagged:

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: