Cómo preparar almíbar en casa fácilmente

El almíbar se utiliza en la cocina básicamente para edulcorar alimentos, sobre todo postres y también para conservar frutas. Se puede decir que no es más que un jarabe conseguido con agua y azúcar, aunque veremos que también puedes añadir algún ingrediente extra según el resultado que quieras conseguir.

¿Cómo se hace el almíbar para postres y demás usos?

Ingredientes:
Azúcar
Agua

Ingredientes opcionales:
Jugo de limón
Canela
Semillas de anís

En primer lugar, lo que tienes que hacer es echar en un recipiente una taza de agua a temperatura ambiente. Luego añade como media taza de azúcar y el resto de ingredientes opcionales que quieras: un chorro de limón, la canela y/o las semillas de anís.

Estos ingredientes opcionales que se añaden al agua y al azúcar te darán sabores ligeramente diferentes, así que utilizarlos o no dependen del gusto de cada uno. Puedes hacer pruebas hasta encontrar el sabor que más te guste, pero recuerda que la base de todo para conseguir el almíbar es el agua con el azúcar.

Una vez que tienes mezclados los ingredientes ponlo todo a calentar durante 10 o 15 minutos a medio fuego con cuidado de no remover con cuchara, simplemente deja que se caliente.

Si has aplicado canela y semillas de anís, seguramente tendrás que colar el resultado antes de que se enfríe, porque una vez que la temperatura baja el almíbar se volverá más espeso.

Si quieres conseguir cantidades más grandes solo tienes que recordar la proporción: 1 taza de agua y media de azúcar.

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: