Millones de personas en el mundo en general utilizan sus tarjetas de crédito personales, tales como Visa, Mastercard, American Express o Discover, para poder cubrir todos los gastos hasta fin de mes. Las tarjetas de Crédito se han convertido hoy en día, en esta sociedad donde el consumo es compulsivo, en una tabla de salvación para las familias a quienes los ingresos mensuales les resultan insuficientes para cubrir todos sus gastos.

No es de sorprender entonces, las cifras que estudios recientes han publicado sobre el consumo en las tarjetas de Crédito. Por ejemplo, en Estados Unidos existen mas de 641 millones de tarjeta en circulación y la deuda acumulada en todas ellas asciende a 1.5 trillones de dólares. En otras palabras, la economía de Estados Unidos se ha convertido en “plástico”.

Sin embargo, existen ciertos consumidores que utilizan las tarjetas de crédito por conveniencia. Estas personas cargan todos sus gastos a la cuenta de la tarjeta pero a fin de mes pagan el integro de la deuda. Aunque en teoría, estos son los clientes ideales para las entidades financieras que expiden estas tarjetas, en realidad estos no son sus favoritos.

Los clientes que resultan mas ventajosos para las entidades dueñas de las tarjetas de crédito son aquellos que mes a mes gastan dinero en las tarjetas pero no pagan el monto total a fin de mes. Estos clientes son los que producen las ganancias ya que son los que pagan los intereses por el uso de las mismas. Se estima que aproximadamente 115 millones de personas en Estados Unidos dejan montos pendientes mes a mes en las tarjetas de crédito.

Estos clientes son los que realmente buscan las entidades financieras como consumidores de sus tarjetas y la cantidad continua en aumento ya que el promedio de la deuda en tarjetas de crédito se ha duplicado en la ultima década. Hoy en día, la familia promedio debe aproximadamente 8000 euros en sus tarjetas de crédito. Estas deudas han contribuido a generar ganancias que han batido todos los records en la industria financiera en los últimos años. Solo el año pasado se registro mas de 30 billones de euros de ganancia antes de impuestos.

Algunos expertos aseguran que la rentabilidad de las tarjetas de crédito realmente empezó hace 25 años cuando la industria bancaria elimino exitosamente una restricción crucial: el limite en el cargo de intereses que un prestador puede cargar al consumidor. La falta de regulación mas estricta y los avances tecnológicos han ocasionado que la disponibilidad de tarjetas de crédito se amplíe. Pero para algunas personas el costo de las tarjetas de crédito es mucho mayor de lo que aparentemente parece.

Según algunos expertos, las compañías que ofrecen tarjetas de crédito no informan bien a sus clientes y crean sus propias reglas, las cuales pueden ser cambiadas sin razón aparente y con solo 15 días de aviso previo.

Los cargos desmesurados por sobre pasarse en el monto autorizado pueden ser muchas veces provocados por un solo hecho fortuito, como por ejemplo que el pago llegue con unos días o incluso horas de retraso o que el monto a pagar exceda el limite en unos cuantos dólares. En realidad se ha convertido en un mercado donde no se vela por los intereses del consumidor.

Las entidades financieras defienden sus métodos y practicas basados en que el tipo de préstamo que ellos ofrecen a través de las tarjetas de crédito es un préstamo que no tiene ninguna garantía y por lo tanto envuelve muchos riesgos, los cuales deben ser cubiertos con los montos que cobran.

Pero esto no sirve de consuelo para las personas que pueden tener dificultades para pagar las deudas de las tarjetas. Y mas aun, según estudios realizados se ha descubierto que las entidades bancarias y financieras son las que mas quejas de consumidores registran diariamente. Una clara muestra que los clientes no están satisfechos con la forma de proceder de estas compañías.

Autor: Prestamospersonalesnet

Escribe para ampliar o mejorar este artículo: